LA NUBECILLA Y EL ELEFANTE ROSA: CUENTO DE LA REALIDAD

Erase una vez una nubecilla aventurera y zafarrastrosa que siempre lograba situarse estratégicamente en el sitio adecuado y en el momento oportuno para robarles el aquí y el ahora a los hombres pensantes,

Aunque con este cuento quiero también mostraros qué significa ser “un hombre pensante”, de momento, propongo que centremos la atención en la nube desaliñada y cojonera que consigue salirse con la suya cuando menos lo necesitamos. Por ejemplo, cuando nos sentimos temerosos, nerviosos o preocupados, bien por acontecimientos del pasado o por sucesos que probablemente tengan que ocurrir en un futuro.

Podemos entender que un hombre pensante es un ente soñador que vive en la realidad del momento genérico, que interactúa con el medio inmerso en su espacio sin atender a cada aspecto concreto de la realidad concreta en cada momento que surge, el aquí y el ahora, el presente. Y podemos valorar en un sentido psicológico al pensamiento y a la mente como elementos pasivos, antagónicos a cualquier actividad del momento actual que se encuentre desposeída de la atribución o del juicio. La nubecilla resulta ser, precisamente, todo aquello que nos produce dolor, enfermedad o cualquier sensación desagradable. La tendencia básica es hacer desaparecer lo negativo, a eliminar las sensaciones que producen desasosiego. Por su parte, el pensamiento se mantiene inocuo hasta llegar al punto en que le atribuimos o asociamos una calificación determinada, que hace que sintamos una emoción-respuesta, es decir, la consecuencia de lo que nos parece bueno o nos parece malo. Quitando la parte verídica que no podemos cuestionar porque hay un proceso material o un motivo ineludible en los hechos, verdadero.

Un buen día, sin saber por qué, incluso sin darnos cuenta, aparece la nubecilla pejillera y se instala sobre nuestra cabeza. No la podemos ver, no nos percatamos ni siquiera de que está ahí, pero puede ser que nos acompañe el resto del día en nuestro caminar inconsciente. Pongamos por caso que el día anterior tuvimos una experiencia desagradable, la cual, no nos interesa para nada recordar lógicamente. Porque cada vez que la reproducimos en forma de pensamiento o de recuerdo, por muy difuso e involuntario que éste sea, sentimos rabia, tristeza, miedo, vergüenza. Y toda una serie de sentimientos que generan el ya clásico “día de perros”.

Momento a momento, hagamos lo que hagamos, y digamos lo que digamos, aun con muy buena voluntad por nuestra parte para realizar con eficacia la jornada laboral, parar dedicar atención a la familia y a los amigos, para intentar realizar las actividades cotidianas, no conseguimos quitarnos de encima nuestro a la nubecilla latosa. ¿No será que no la vemos porque está meticulosamente escondida en un sitio no visible de nuestra percepción? ¿Qué pasaría si la tuviésemos enfrente, para poder contemplarla con toda claridad? Eso es, delante de nuestros ojos.

Ahí es donde entraría en acción la atención plena, que supondría la capacidad para identificarla en el preciso instante en que se colocara unos metros arriba y subiéramos la cabeza para observarla. Sin embargo, activar la conciencia en ese mismo intérvalo de tiempo no es algo sencillo. Necesitaríamos entrenarnos un poco al principio, al tiempo que empezamos a usar la observación. Se trataría, en primer lugar, de ser conscientes de lo que hacemos y lo que pensamos sin juzgar.

Imaginemos que andamos volando por el cielo y que gozamos de un amplio espacio para movernos y sin ningún obstáculo alrededor. El firmamento está raso, nítido, es inmensamente azul, todo de un color. Quiere decirse que ningún pensamiento acechante está intentando manipular a la mente y que ésta es completamente libre para poder desarrollar aptitudes anteriormente desconocidas que no están al alcance de nuestra conciencia. Todo perfecto… hasta que aparece la nubecilla de marras o varias de ellas. ¿Qué hacer entonces?

Bueno, puede que la tarea de darnos cuenta de su presencia no sea nada fácil, pero tampoco imposible. La práctica debe de ser diaria pero no por ello tomárnoslo como si constituyese un método más a seguir, se trata de un estado mental, no pensamiento, estado, que significa adoptarlo como una filosofía intrínseca, un sistema de vida que hacemos propio de manera consciente y voluntaria. No le estamos diciendo al pensamiento que razone sobre eso hecho en cuestión. SI NO QUE AL ABRIR LOS CINCO SENTIDOS TE OLVIDAS DEL INTELECTO. No es un proceso cognitivo, es un hecho práctico, requiere actividad. Por tanto, el cielo abierto y claro representa lo consciente y presente. Por el contrario, la nubecilla se encuentra a otro nivel. Sería lo opuesto a la atención, a la actividad y a las decisiones puntuales.

Cuando seamos capaces de aceptar las circunstancias que nos devienen, esas nubecillas tan socarronas y molestas que nos impiden ver las cosas tal y como son, dejaremos de interpretarlas y emitir juicios de valor acerca de situaciones en las que nos vemos inmersos. Y acabaremos por aceptarlas. Sean positivas o distorsionantes para nuestras emociones.

El Yo-Observador y el Yo-pensante juntos no son buenos amigos de viaje

El Yo-Observador y el Yo-pensante no son buenos amigos de viaje

PIENSA CUANDO ESTUDIES, LEAS, ESTÉS HACIENDO UN CÁLCULO DE MERCADO PARA TU JEFE, CUANDO TE EXAMINES… SOLAMENTE

.

Mientras piensas no productivamente no vives ni sientes el Sol, el aire, los coches, tus sensaciones corporales…

DEJA EL PENSAMIENTO PARA EL INTELECTO O PARA TOMAR DECISIONES CLAVE


: )
LA SONRISA ES UNA BUENA TERAPIA

UNA CONCEPCION ERRONEA EN ESE PROCESO NATURAL DE MEJORA Y DE DESARROLLO DE UNO MISMO EN CUANTO A EXPERIENCIAS VIVIDAS, ES LA IDEA DE QUE SE DEBEN DE CONTROLAR TANTO LOS PENSAMIENTOS COMO LAS EMOCIONES RESULTANTES. EN ESE SENTIDO, LA NUBECILLA SOLO DEBERA SER OBSERVADA CON DETENIMIENTO Y PUNTUALMENTE, PONIENDO EN ACCION LOS CINCO SENTIDOS, SIN LLEGAR A ACTIVAR EL ESTADO DE ALERTA Y SIN NECESIDAD DE CAER EN EL IMPULSO DE DEJARSE LLEVAR POR LOS AUTOMATISMOS.

DECIDIR ACERCA DE LO QUE DEBEMOS HACER O DE COMO QUEREMOS ACTUAR, NO IMPLICA NECESARIAMENTE EL TENER QUE SE IRREFLEXIVOS, TODO LO CONTRARIO.

Sencillamente, ser conscientes de aquello que observamos, con plena conciencia de lo que está ocurriendo. Mientras pensamos antes de tiempo en cómo debemos emprender un mecanismo de acción, permitimos que actúe la mente y el pensamiento y realmente no estamos ejecutando esa acción verdaderamente o como realmente nos gustaría. La mente y el pensamiento deberán estár ubicados en otro espacio, fuera de la actividad, de lo físico. Al mismo tiempo, nos empeñamos en cambiar un pensamiento por otro, o en sustituir una sensación dolorosa por otra emoción positiva. Si nos duele la cabeza, buscamos inmendiatamente que deje de dolernos y eso es porque no hemos aceptado el dolor como parte de lo que nos está sucediendo en ese momento. No hemos dejado de atribuir la molestia física que nos produce la jaqueja.

LO MISMO QUE CON CUALQUIER REACCION COGNITIVA, CON EL PENSAMIENTO, CON LA IMAGEN O VISION MENTAL QUE REPRESENTA EN LA REALIDAD QUE NO ES MÁS QUE LA MANERA EN QUE VEMOS ESA REALIDAD O LA INTERPRETAMOS.

LA VIDA NO SE INTERPRETA, SE HUELE, SE OBSERVA, SE TOCA, SE OYE, SE EXPERIMENTA COMO SI FUESEMOS NIÑOS PEQUEÑOS QUE ESTAMOS APRENDIENDO A SENTIR

Con los pies en la tierra, siempre mirando al frente la nube que simboliza nuestro pensamiento cognitivo, observando mientras caminamos hacia un futuro luminoso, sin atribuciones ni anticipos del tiempo, sea el pasado recuerdo que vuelve o un futuro que todavía desconocemos y del que hemos interpretado erróneamente la trayectoria lineal

LA NUBECILLA Y EL ELEFANTE ROSA. CUENTO DE LA REALIDAD

La nube es el pensamiento que vuela delante de nosotros. Al observarlo ya no vemos al elefante, los problemas cotidianos

La nubecilla encima de nuestra cabeza pongámosla de frente y observémosla sin atribuir ni juzgar

NO ES UN CAMINO FACIL PERO DA LIBERTAD – MINDFULNESS

AUTORES DE AUTOAYUDA Y PSICOTERAPIA FUNCIONAL INTERESANTES:

BERNABE TIERNO

PAULO COHELO

LOUISE HAY

WAYNE DYER

RAMIRO CALLE

UN RECORRIDO PLAGADO DE OBSTACULOS QUE NO OBSTANTE PUEDE SORTEARSE SI SE ACTUA CON ENERGIA Y CONVICCION

EJERCICIO: IMAGINATE UN ELEFANTE ROSA DURANTE TRES MINUTOS SIN DEJAR DE PENSAR EN EL: LOS PROBLEMAS O UNO MUY PREOCUPANTE. LUEGO DEJA LA MENTE EN BLANCO. ¿VERDAD QUE CUESTA NO DEJAR DE PENSAR EN EL SUSODICHO? Cuanto más intentamos dejar de pensar en el elafantito rosita más nos viene a la menre. Pues lo mismo ocurre con el pensamiento.

LA VIDA DEPENDE DEL CRISTAL CON QUE SE MIRE

NO DEJES QUE LA VIDA TE DESPEINE

WHAT’S YOUR FAVOURITE COLOUR?


-POTENCIAR LAS CUALIDADES PERSONALES

-APROVECHAR EL TIEMPO AL MAXIMO

-EJERCITAR LA VOLUNTAD

-DIRIGIR LA MOTIVACION HACIA LO VERDADERAMENTE IMPORTANTE

-APRENDER DE LAS EXPERIENCIAS AJENAS

-TRABAJAR LA AUTOESTIMA DESDE LA INFANCIA

-AUTOEVALUARSE CON RIGOR

ENSEÑANZAS DEL TERAPEUTA, FILOSOFO Y EDUCADOR BERNABE TIERNO.

NO RENUNCIES A LO NATURAL, MENTE Y CUERPO ESTAN INTRINSECAMENTE RELACIONADOS Y FORMAN UN CUERPO INDISOLUBLE DE VARIADAS CUALIDADES Y FENOMENOS VOLUBLES.

NO MIRES LAS COSAS EN TERMINOS ABSOLUTOS. NO HAY BLANCO Y NEGRO SOLO

EL HOMBRE PLENO ATENDERA A ESTAS DOS PREMISAS DE EXISTENCIA, ATENDIENDO A SU PRÁCTICA SOCIAL: EL AMOR Y EL TRABAJO, DOS PILARES FUNDAMENTALES A TRAVES DE LOS QUE COEXISTIR PACIFICA Y ASERTIVAMENTE CON LA TRAYECTORIA VITAL NO EXENTA DE PROBLEMAS

NADA HAY ESTATICO. EL MUNDO EL DUAL, LA VIDA ES DIALECTICA, TODAS LAS COSAS TIENEN UN DOBLE ASPECTO Y SE ESCINDEN EN DOS

lA ACEPTACION Y EL PERDON SON DOS ELEMENTOS CATALIZADORES Y DOS MOTORES A REACCION PARA EL BIENESTAR FÍSICO Y MENTAL

SI SE PUEDE

QUERER ES PODER




LA VOLUNTAD HUMANA ES INABARCABLE Y PODEROSA

NADA ES LO QUE PARECE

NO TE FIES DE LO APARENTE, PREGUNTA, DUDA, CUESTIONA, BUSCA RESPUESTAS, INVESTIGA… ESTAS LLAMADO A DIRIGIR TU PROPIA VIDA SIN INJERENCIAS DE LOS DEMAS

~

MIRATE AL ESPEJO Y DATE CONSIGNAS POSITIVAS REPETITIVAS TODOS LOS DIAS

MINDFULNESS O ATENCION PLENAMENTE CONSCIENTE

HABITOS SALUDABLES: DORMIR OCHO HORAS, PRACTICAR DEPORTE, HABLAR CON LA GENTE DE LA CALLE, HACER ALGO DIFERENTE CADA DÍA, MEDITAR, YOGA, TAICHI, RESPIRACION CONSCIENTE…

SUBSCRIBE TO OUR NEWSLETTER